Tabla de retenciones IRPF 2018.

La tabla de retenciones del IRPF son las que fijan qué porcentaje de nuestros ingresos debemos pagar a Hacienda en la declaración de la renta. Están divididas en tramos, y en función de lo que hayamos ganado nos aplicarán un tramo u otro. Como el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas se define como un impuesto progresivo, cuanto más ganemos, nuestro tramo de cotización será más alto, y más tendremos que pagar.

Además la tabla de retenciones es la que se aplica para realizar la retención por IRPF en nuestra nómina, que no es más que el pago anticipado de la parte del impuesto que nos corresponderá pagar en función de nuestros ingresos principalmente por nuestro trabajo. Esa cantidad, que hemos pagado mes a mes, la restaremos del resultado de nuestra declaración de la renta 2018, porque se trata de un pago a cuenta que hemos hecho a lo largo de los meses trabajados.

Al tipo que marcan los tramos de IRPF hay que añadir unos factores correctores que se determinan en función de las circunstancias personales de cada contribuyente. Para poder aplicar estas reducciones, hay que rellenar el modelo 145, en el que tendremos que marcar las casillas correspondientes a nuestra situación personal, nuestra situación familiar (viudo, casado, etc), si tenemos hijos tendremos que detallar sus circunstancias personales y lo mismo si tenemos ascendientes. También debemos indicar si recibimos pensiones compensatorias o por alimentos.

Puedes no rellenar el modelo 145, pero entonces te aplicarán una retención correspondiente a un tramo superior, y estarás pagando más impuestos. Evidentemente esta situación se regulariza con la declaración de la renta, donde deberás reflejar todo lo que ya has pagado de más por anticipado, y seguramente tu declaración salga a devolver, pero a costa de cobrar menos cada mes.

Sin tener en cuenta el modelo 145, la tabla de retenciones IRPF 2018 es la siguiente:

tabla-retenciones-irpf-2018

Además, debemos soportar otra retención, que es la que se aplica a nuestros ahorros e inversiones. Con carácter general, si has obtenido un beneficio por intereses de cuentas corrientes y depósitos de hasta 6.000 euros, según la tabla de retención IRPF 2018 para el ahorro, esas ganancias tendrán una retención del 19%. Para ganancias entre 6.000 y 50.000 euros, el tipo será del 21% y a partir de este importe la retención IRPF será del 23%.

En Internet puedes encontrar muchos simuladores de las tablas del IRPF para 2018, si bien la única oficial es, evidentemente la de la Agencia Tributaria. Si quieres saber exactamente cuánto deben retenerte, puedes acceder a la calculadora de retenciones, en la que tendrás que rellenar cuatro apartados en su totalidad: datos personales, ascendientes y descendientes, datos económicos y datos de regularización. De esta forma sabremos cuál es el tipo de retención en nuestra nómina.