Mínimo para hacer la declaración de la renta 2018

Hace ya un par de ejercicios fiscales que no se producen cambios en cuanto a los importes mínimos a partir de los cuales nace la obligación de hacer la declaración de la renta. Teniendo en cuenta que estamos a las puertas de la campaña de la renta 2018, vamos a repasar por categorías el importe mínimo para hacer la declaración de la renta 2018.

Si respecto a los rendimientos del trabajo sólo hemos tenido un pagador y hemos recibido 22.000 euros brutos anuales o menos no estamos obligados a presentar el IRPF 2018. Si hemos tenido varios trabajos, ese límite sigue valiendo y por tanto no tendremos que presentar la renta si la suma del segundo y los siguientes no supera en total la cantidad de 1.500 euros brutos. Si sumando esos importes nos pasamos de los 1.500, entonces nuestro límite baja a los 12.643 euros, límite que se ha incrementado con la Ley de Presupuestos del Estado, publicada en julio de 2018 (hasta entonces estaba fijado en 12.000 euros). El único supuesto que mantiene los 12.000 euros es el de contribuyente fallecido antes del 5 de julio de 2018.

Otros casos en los que el límite para saber si tenemos que hacer la declaración de la renta o no baja a 12.643 euros es el de las pensiones compensatorias entre cónyuges. Así si tu ex cónyuge te pasa una pensión compensatoria, tendrás que presentar la declaración de IRPF 2016 a partir de 12.643 euros. De esta manera un número realmente importante de contribuyentes que tienen dos empleos estarán obligados a declarar.

Recordemos que rendimientos del trabajo son tanto los sueldos, las pensiones y prestaciones de la Seguridad Social y los subsidios de desempleo, por ejemplo. Así, si te quedaste en paro y cobraste más de 1.500 euros el año pasado, tu mínimo para hacer la declaración de la renta en 2019 es de 12.643 euros.

Si hablamos de los rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, el mínimo para hacer la declaración de la renta en 2018 es a partir de 1.600 euros. Nos estamos refiriendo fundamentalmente a los intereses de las cuentas corrientes, los depósitos, dividendos de acciones, venta de participaciones de fondos de inversión, etc.

En caso de que nos hayan concedido una subvención para una vivienda de protección oficial o de precio tasado, si nos han abonado más de 1.000 euros, tendremos que presentar declaración, con independencia de que por rentas del trabajo no lleguemos al límite. Este mismo límite rige para el caso de rendimientos de letras del Tesoro y de inmuebles que tengamos alquilados.

El caso de los autónomos sigue siendo especialmente sangrante. Están obligados a declarar si sus ingresos brutos el año pasado fueron superiores a 1.000 euros.

En cuanto a los límites para la declaración individual y conjunta no hay diferencia. Por ejemplo, un matrimonio con rentas del trabajo los dos con un solo pagador, en cuanto supere los 22.000 euros, tendrá que presentar declaración.

Como siempre recomendamos, es conveniente realizar la declaración de la renta, con independencia de que no lleguemos al límite, porque es la única manera de que nos devuelvan las cantidades pagadas de más en concepto de retenciones. Con la aplicación Renta Web, que sustituyó ya hace en la campaña de la renta 2016 al Programa Padre, tendremos prácticamente nuestra declaración hecha. Sólo habrá que revisar y confirmar.

Recuerda que este año, y según el calendario del contribuyente 2019 podrás realizar el trámite a partir del 2 de abril y hasta el 1 de julio, salvo que el resultado sea a pagar y domicilies el pago, en cuyo caso el plazo para presentar la renta finaliza el 26 de junio. Para ello cuentas con todos las herramientas que Hacienda pone a disposición del contribuyente para hacerle más fácil el trámite, y que además de Renta Web son la nueva APP de la Agencia Tributaria, el servicio de cita previa para la confección presencial de la declaración de la renta y el Plan Le llamamos de la AEAT, a través del cual solicitas que sea la Agencia Tributaria la que te llame para presentar tu IRPF por teléfono.