Declaración IRPF 2018 sin papeles.

Una vez más la falta de planificación de la Agencia Tributaria queda en evidencia. Después de haber publicado el calendario del contribuyente 2019, por el cual, a partir del 14 de mayo podíamos presentar la declaración de la renta en nuestro banco, en Hacienda o en las Comunidades Autónomas que dispongan de este servicio, nos encontramos que a un mes de empezar la campaña de la renta 2018, se publica una orden según la cual queda suprimida la posibilidad de presentar la renta físicamente, y nos obligan a todos a presentar la declaración de IRPF 2018 sin papeles, de forma totalmente telemática.

Según la orden de 4 de Marzo de 2019, desaparece la posibilidad de obtener la declaración y sus correspondientes documentos de ingreso o devolución en papel impreso generado a través del servicio de tramitación del borrador/declaración de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria. Esto significa que lo más que podemos hacer es hacer nuestra declaración de la renta por internet, a través del servicio Renta Web, e imprimir la predeclaración pero sólo para revisarla. No podremos llevar ese documento al banco o a Hacienda para realizar la presentación.

La orden establece de manera expresa que la declaración deberá presentarse por medios electrónicos a través de internet, en la sede electrónica de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, a través del teléfono, o en las oficinas de la Agencia Estatal de Administración Tributaria previa solicitud de cita, así como en las oficinas habilitadas por las Comunidades Autónomas, ciudades con Estatuto de Autonomía y Entidades Locales para la confirmación del borrador de declaración; si la declaración fuera a ingresar el contribuyente podrá domiciliar el ingreso, ingresar obteniendo un número de referencia completo (NRC) de su entidad bancaria o bien podrá efectuar el pago a través de un documento para el ingreso en una entidad colaboradora que deberá imprimir y proceder a efectuar dicho ingreso.

Justifican esta medida por el aumento que se ha experimentado en los últimos años respecto al número de declaraciones presentadas por internet, y aseguran que con este procedimiento se van a acelerar las devoluciones de aquellos contribuyentes con declaraciones de la renta a devolver.

Si no estás acostumbrado a manejarte con Renta Web, tienes dos opciones: o pagas a un gestor que te confeccione la renta, o acudes al servicio de cita previa para la declaración de la renta, bien presencial o bien telefónico, a través del programa “Le llamamos”. Pero se acabó lo de imprimir la renta, revisarla, dársela a un amigo o familiar para que te la revise, y presentarla en papel. El plazo para solicitar cita previa se ha abierto el 1 de abril. Procura pedir cita cuanto antes, porque desconocemos a esta hora, si la Agencia Tributaria va a reforzar el servicio de cita previa, pero es posible que no.