Mínimo para hacer la declaración de la renta en 2017

No sabemos si porque el Gobierno no encuentra apoyos suficientes para aprobar los Presupuestos Generales del Estado como les gustaría, o si porque su voluntad real es esa, el caso es que el importe mínimo para hacer la declaración de la renta en 2017 no ha experimentado cambios respecto al año pasado.

Para empezar, en principio están obligados a realizar la declaración de la renta todos los que tengan su residencia fiscal en España. La residencia fiscal se mide por el número de días que permaneces en territorio nacional, y está fijado en 183 días de un año natural. Partiendo de esa premisa, además, hay unos importes por debajo de los cuales no estamos obligados a hacer la declaración de la renta.

Mínimo para hacer la declaración de la renta en 2017.

  • Rentas del trabajo. Si tuviste un solo pagador, no tendrás que presentar declaración si tus ingresos brutos fueron iguales o inferiores a 22.000 euros, pero esta norma tiene excepciones: así, si tuviste más de un pagador, y la suma de los ingresos que obtuviste por el segundo y siguientes pagadores fue superior a 1.500 euros, tu mínimo para hacer la renta baja a 12.000 euros. Prácticamente la mayoría de los contribuyentes que se han quedado en paro a mitad de año van a ver rebajado su límite y tendrán que hacer la declaración de la renta 2016.
  • Rentas por rendimientos del capital mobiliario, o lo que es lo mismo, generalizando, los intereses de cuentas corrientes, depósitos, etc. Si obtuvimos más de 1.600 euros tendremos que presentar declaración del IRPF 2016, aunque no hayamos llegado al mínimo por rendimientos del trabajo.
  • Rentas por actividades económicas. Los autónomos tienen que presentar declaración prácticamente en su totalidad, porque el límite está fijado en tan sólo 1.000 euros de ingresos íntegros.
  • Además hay otros supuestos que también marcan la obligatoriedad de realizar la declaración de la renta. Así, si compramos una vivienda de protección oficial o de precio tasado y nos dieron una ayuda, tendremos que cumplir con Hacienda si supera los 1.000 euros. El mismo importe se fija también en caso de que hayamos adquirido letras del Tesoro y nos hayan generado rendimiento.

No obstante, aunque no lleguemos al límite, hay que recordar que normalmente, salvo excepciones, en nuestra nómina nos descuentan un porcentaje en concepto de retención a cuenta del IRPF. Y los intereses de nuestras cuentas también llevan retenciones del IRPF, por lo que, aunque no lleguemos al mínimo, es conveniente realizar la declaración por si tenemos derecho a la devolución de esas cantidades. Si es así, la presentamos, en caso contrario, nos olvidamos hasta el año que viene.