Mínimo para hacer la declaración de la renta 2014.

En breve se iniciará la campaña de la declaración de la renta y seremos muchos los contribuyentes que tendremos que rendir cuentas con el fisco. Pero no todos tendremos que presentar el IRPF. Existe un mínimo para hacer la declaración de la renta 2014 por debajo del cual estaremos exentos de presentarla. Veamos los límites que marca la ley para no tener que hacer la declaración.

Mínimo para hacer la declaración de la renta 2014 por rentas del trabajo.

En este caso, todos aquellos contribuyentes que hayan obtenido 22.000 euros brutos anuales (sin descontar ni Seguridad Social ni retenciones del IRPF) de un solo pagador tendrán que presentar la declaración de la renta. Este mínimo se rebaja considerablemente si hemos tenido dos pagadores, siempre y cuando lo que hayamos cobrado del segundo y siguientes sea como mínimo de 1.500 euros brutos. En este caso, nuestro mínimo es 11.200 euros. Por desgracia, como las prestaciones por desempleo se consideran rendimiento del trabajo, muchos desempleados van a tener que hacer la declaración de la renta 2014.

Mínimo para hacer la declaración de la renta 2014 por rendimientos del capital mobiliario.

En este caso, aunque no tengamos ingresos del trabajo, tendremos que realizar la declaración si los rendimientos de nuestras cuentas, o depósitos, por ejemplo, alcanzan los 1.600 euros.

Mínimo para hacer la declaración de la renta por rendimientos del capital inmobiliario.

La ley incluye en este apartado los rendimientos de las letras del tesoro, y las subvenciones por compra de viviendas de protección oficial. El límite en este caso es de 1.000 euros, cifra a partir de la cual estamos obligados a declarar.

Mínimo para hacer la declaración de la renta 2014 por actividades profesionales.

Los autónomos que hayan obtenido ingresos de más de 1.000 euros están obligados a presentar la declaración. La cifra es tan baja que la práctica totalidad de los trabajadores por cuenta propia tendrán que hacer la declaración de la renta 2014.

En cualquier caso, aunque no lleguemos al mínimo para hacer la declaración, es aconsejable realizarla, con el programa padre, por ejemplo, y si nos sale a devolver, presentarla.