Deducción por alquiler de vivienda habitual en el IRPF 2015

Dentro de las modificaciones que el Gobierno ha introducido en la Ley del IRPF 2015, mención especial merece la relativa a la deducción por alquiler, y es que existe una diferencia sustancial entre la situación actual y la deducción por alquiler de vivienda habitual en el IRPF 2015.

Hasta ahora, todos los arrendatarios de viviendas que constituyeran su domicilio habitual, podían desgravarse el 10,05% de la renta pagada al casero con un límite de 9.040 euros si la base imponible de la declaración de la renta era inferior a 17.707,20 euros, o realizando una simple operación matemática para bases imponibles superiores, cálculo que realiza el programa padre de la declaración de la renta, y del que no debíamos preocuparnos.

Con la reforma fiscal, la deducción por alquiler de vivienda habitual en el IRPF 2015

desaparece. Quienes firmen un contrato de arrendamiento a partir del 1 de Enero de 2015 perderán esta deducción, si bien quienes firmaron el contrato con anterioridad podrán seguirla aplicando. Nuestra recomendación es que si estás pensando en vivir de alquiler, firma el contrato antes del 31 de Diciembre de 2014, para no perder el derecho a la deducción por alquiler de vivienda.

Esta medida será de aplicación en el IRPF 2016, cuando tengamos que realizar la declaración de la renta correspondiente al ejercicio fiscal 2015, es decir, se hará efectiva la pérdida de la deducción por alquiler de vivienda en la declaración de la renta de 2015, puesto que ya no la podremos aplicar.

En cuanto a los propietarios, que podían llegar a obtener una reducción del 100% de la renta cobrada si los inquilinos tenían menos de 35 años y poseían un determinado nivel de renta, también desaparece y queda una única reducción del 60% para todos los casos.