Modelo 145 IRPF

Cuando recibimos nuestra nómina, una de las partidas que hacen que cobremos menos son las retenciones IRPF, un pago a cuenta del impuesto de la renta que se calcula en base a nuestra situación familiar y laboral. Así, a un trabajador con hijos se le retiene menos por IRPF que a otro que no los tenga y cobre lo mismo.

El responsable de realizar el cálculo de las retenciones IRPF en la nómina es el empresario. Y para que pueda hacerlo correctamente, el trabajador está obligado a rellenar el modelo 145 IRPF, que el propio empresario le debe facilitar, y que se puede descargar de la web de la Agencia Tributaria. Este modelo hay que rellenarlo cuando comencemos nuestra relación laboral, y cada vez que varíen nuestras circunstancias personales, siendo especialmente obligatorio si la variación provoca que nos deban retener más (por ejemplo, independización de un descendiente, o fallecimiento de un descendiente a nuestro cargo).

El modelo 145 IRPF es un impreso muy sencillo de rellenar, en el que tendremos que consignar los siguientes datos:

  • DNI, nombre, apellidos, y fecha de nacimiento del trabajador.
  • Situación familiar, si está casado o no, y si tiene hijos o ascendientes a su cargo, cuántos, su edad y grado de discapacidad, en su caso. Aquellos con más de 25 años o con menos pero que perciban rentas anuales superiores a 8.000 euros no los debemos incluir.
  • Situación personal. Si tiene algún grado de discapacidad, casos de movilidad geográfica ya sea como consecuencia del inicio de la actividad laboral o por cambio de puesto de trabajo y si hemos obtenido rentas con periodo de generación superior a un año en los últimos cinco.
  • Pensiones compensatorias y anualidades por alimentos. El modelo 145 IRPF exige que se indique el importe anual que se paga por estos conceptos, siempre y cuando se haya fijado en sentencia judicial. Si hemos llegado a un acuerdo extrajudicial no debemos incluirlas.
  • Pagos por la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual. El modelo 145 IRPF simplemente exige que se marque esta casilla si el sueldo bruto anual es inferior a 33.007,20 euros y se está pagando un préstamo por compra o rehabilitación producida antes del 1 de enero de 2013.

Una vez cumplimentado el modelo 145 IRPF y firmado por ambas partes, el empresario está en disposición de hacer los cálculos de las retenciones IRPF en las nóminas. Una copia del impreso debe conservarla el empresario y ponerla a disposición de la Agencia Tributaria cuando ésta se lo requiera. Otra copia debe entregarla al trabajador.