Inicio > Deducciones del IRPF > Tributación de los planes de pensiones

Tributación de los planes de pensiones

Los planes de pensiones son productos de ahorro a largo plazo con un tratamiento especial en la declaración de la renta en lo que a las aportaciones periódicas se refiere. Junto a la deducción por compra de vivienda habitual, la desgravación de los planes de pensiones se han convertido en la estrella para pagar menos en la declaración de la renta.

A la hora de analizar la tributación de los planes de pensiones, debemos distinguir dos supuestos diferenciados:

Fiscalidad de las aportaciones a los planes de pensiones.

Puedes reducirte de la base imponible de la declaración de la renta todo lo que hayas aportado a los planes de pensiones con un máximo de 10.000 euros para los menores de 50 años y de 12.500 para los mayores de esa edad.

Si nuestro cónyuge no percibe ingresos o son menores de 8.000 euros anuales, podremos reducirnos un máximo de 2.000 euros.

Fiscalidad del rescate de los planes de pensiones.

En este caso, es indiferente quien sea el beneficiario, la tributación de los planes de pensiones es la misma: la cantidad recibida se considera rendimiento del trabajo y así habrá que consignarlo en la declaración de la renta. Sólo hay una bonificación en caso de que el rescate sea en forma de capital. En este caso, lo recibido en base a aportaciones realizadas antes del 31 de Diciembre de 2006 tendrá una reducción del 40%. El resto tributa íntegro. Si optamos por rescatar el plan de pensiones en forma de renta, no obtendremos reducción alguna

Una vez que conocemos las normas de tributación de los planes de pensiones, sólo nos queda echar cuentas antes de que finalice el año y realizar todas las aportaciones que nos sea posible para pagar menos impuestos. Una herramienta que nos ayudará a realizar los cálculos es el simulador de la declaración de la renta, que la Agencia Tributaria habilita a finales de cada año.

Teniendo en cuenta que los tipos impositivos han subido en la declaración de la renta 2013, en nuestro próximo IRPF pagaremos más que en años anteriores si rescatamos nuestro plan de pensiones, pero aún así, siguen siendo una de los instrumentos más eficaces para pagar menos impuestos.