Inicio > Deducciones del IRPF > Deducción por alquiler de vivienda habitual en el IRPF 2014

Deducción por alquiler de vivienda habitual en el IRPF 2014

El arma fundamental de todos los contribuyentes a la hora de rebajar la cuota del impuesto es la vivienda habitual. La ley contempla tanto la posibilidad de practicar deducción por alquiler de vivienda habitual como por compra y rehabilitación. Vamos a ocuparnos ahora de la deducción por alquiler de vivienda habitual en el IRPF 2014. Esta deducción se aplica tanto al inquilino como al propietario pero en casillas distintas de la declaración de la renta.

Para que el inquilino se pueda practicar la deducción por alquiler de la vivienda habitual en el IRPF 2014, debe informar en la casilla 793 el NIF del arrendador, en la 582 el importe pagado al casero, en la casilla F las cantidades que tienen derecho a deducción y en la 774 el importe de dicha deducción. Si además reside en una comunidad autónoma que también contempla la desgravación por alquiler, deberá consignarse el NIF del arrendador en la casilla 943.

Dado que el importe de la deducción por alquiler de vivienda habitual en el IRPF 2014 depende de la base imponible del inquilino y que tiene carácter progresivo, es aconsejable realizar la declaración de la renta con el programa padre, que realizará esos cálculos por nosotros y no correremos el riesgo de equivocarnos.

En cuanto al propietario también tiene la posibilidad de practicarse una deducción por alquiler de vivienda habitual en el IRPF 2014, pero en las casillas 60 y siguientes de la declaración de la renta. Podrá deducirse los intereses del préstamo hipotecario, impuestos como el IBI o la tasa de basuras, reparaciones hechas en la vivienda o el seguro del hogar, entre otros. Y dependiendo de la edad y los ingresos del inquilino podrá reducir los ingresos en un 60 o en un 100%.