Inicio > Borrador de la renta > Solicitar el borrador del IRPF 2013

Solicitar el borrador del IRPF 2013

Una vez publicado el calendario del contribuyente 2013, ya conocemos las fechas exactas de la campaña de la renta, que se inicia el día 2 de Abril. Es a partir de ese día cuando tendremos a nuestra disposición la opción de solicitar el borrador del IRPF 2013.

Cómo solicitar el borrador del IRPF 2013.

En principio, la mayoría de los contribuyentes van a recibir el borrador de la declaración de la renta sin necesidad de solicitarlo. Esto sucede si en la declaración de la renta 2012 se marcó la casilla 110 o si se confirmó el borrador IRPF.

Si no recibimos el borrador por correo o si accedemos a la web de la Agencia Tributaria y no lo podemos visualizar, podemos solicitarlo por varias vías:

  • Solicitar el borrador del IRPF 2013 por internet. Será necesario introducir nuestro DNI y el del cónyuge si la declaración fue conjunta, y el importe de la casilla 698 de la declaración de la renta 2012. También se puede solicitar el borrador con DNI electrónico o certificado digital, y en este caso no necesitaremos ningún dato adicional. Nos facilitarán un número de referencia con el que podremos consultar el borrador desde la propia web.
  • Solicitar el borrador del IRPF por teléfono. Para ello tenemos un servicio automático 24 horas (901 12 12 24) y uno asistencial en horario de lunes a viernes de 9 a 21 horas, en el que nos solicitarán los mismos datos que para el caso de solicitarlo por internet.
  • Solicitar el borrador del IRPF 2013 en las oficinas de Hacienda. Es conveniente que nos llevemos la declaración de la renta del último ejercicio, porque nos pedirán, como en el caso de solicitar el borrador por internet, DNI y casilla 698.

El plazo para solicitar el borrador IRPF 2013 finaliza el 26 de Junio si el resultado de nuestra declaración de la renta es a ingresar y domiciliamos el pago, o hasta el 1 de Julio en el resto de los casos. No es nada aconsejable esperar al último momento para solicitar el borrador de la declaración de la renta. Si la web de la Agencia Tributaria se colapsara o no estuviera accesible (recordemos que ya sucedió el año pasado a inicios de la campaña de la renta 2012) la consecuencia sería presentar la renta fuera de plazo, con los inconvenientes que eso conlleva.